Tendinopatía: cuando la CARGA es consecuencia y solución

Publicado el 11/03/2021
Las tendinopatías son lesiones de sobreuso que se dan por un exceso de carga o mala gestión de la misma. Curiosamente, es con carga como conseguimos mejorar estas lesiones.
Tendinopatía: cuando la CARGA es consecuencia y solución
Primero de todo, te damos las gracias por entrar a leer este artículo sobre tendinopatía. Y en segundo lugar, felicitarte porque estás ampliando tu conocimiento sobre lesiones, readaptación y entrenamiento.

En este artículo verás todos los conceptos que afectan al tendón, destacando su identificación y cómo trabajarlos, para finalizar con pequeños tips sobre el trabajo con jugadoras que tengan (o hayan sufrido) esta lesión. Nuestro objetivo es que, tras leer este artículo, tengáis un conocimiento más profundo sobre las tendinopatías.

Ten en cuenta que este artículo está enfocado a jugadoras de fútbol femenino pero se puede aplicar a todas las disciplinas deportivas.

¡Vamos a ello!


Tendinopatía

Las tendinopatías son lesiones por sobreuso, tanto en la extremidad inferior como en la superior, causando dolor y pérdida de funcionalidad. Además de estas consecuencias, también se dan cambios en la estructura del tendón, cambios que afectan negativamente a la capacidad de carga y tolerancia del mismo.

Se trata de lesiones que aparecen entre un 20-30% del total de las lesiones deportivas en la extremidad inferior, y se estima un aumento de este %.

De hecho, son lesiones muy comunes en muchos campeonatos, viéndose disminuido el rendimiento de las deportistas en un 55%.


El continumm del tendón

La patología del tendón se describe como un proceso continuado (modelo del continumm) basado en las características de tres estados tisulares:
  • Tendinopatía reactiva
  • Tendón desestructurado
  • Tendinopatía degenerativa
El proceso es el siguiente:

Tendinopatía reactiva: se producen sobrecargas agudas de fuerzas tensionales o de compresión sobre el tendón, cargas que el tendón no es capaz de asumir (tendinopatía reactiva), pero sin respuesta inflamatoria de la célula.

Tendón desestructurado: Se da una mayor desorganización de la matriz celular por una recuperación fallida de la tendinopatía reactiva. Entonces se produce el desarrollo y progresión de la desestructuración fibrilar.

Tendinopatía degenerativa: progresión de la desorganización de la matriz de colágeno, cambios en las células y aparición de neovascularización.


Fuerzas sobre el tendón

El origen de las lesiones tendinosas tiene una relación directa con el tipo de fuerzas que actúan sobre el tendón. Dichas lesiones son producidas principalmente por:
  • Fuerzas de compresión,
  • fuerzas de rozamiento o fricción,
  • fuerzas de tracción,
  • diferentes mecanismo de almacenamiento y liberación de energía de leve intensidad aplicados de forma repetitiva.
Todas estas fuerzas y mecanismos afectan a la homeóstasis del tendón.

No obstante, que el tendón se vea afectado negativamente por la cantidad de carga y, por lo tanto, desarrolle una patología tendinosa dependerá de factores intrínsecos (propios e inherentes a la deportista) tales como la edad, género, genética, alteraciones biomecánicas, etc., y de factores extrínsecos (externos a la deportista), como el entrenamiento, calzado o superficie de juego.

Dos de las tendinopatías más frecuentes son la del tendón de Aquiles y la del tendón rotuliano, caracterizadas por presentar un dolor muy localizado y asociado con altas cargas recibidas por el tendón.

Otras regiones donde también se producen tendinopatías comunes son: pubis (aductores), hombros (manguito rotador), codo (complejo extensor) y cadera (glúteos).

El dolor se suele localizar en la inserción del tendón o en las estructuras adyacentes, o en la prominencia ósea (tendón rotuliano y glúteo), aunque también puede darse en porciones medias (tendón de Aquiles).


Tratamiento

El tratamiento de esta lesión tiene como objetivos principales:
  • Reducir el dolor
  • Mejorar los factores asociados a la lesión
  • Eliminar el riesgo de recidiva (recaída en la lesión)
  • Readaptar hacia el esfuerzo
Se aconseja una intervención activa con un trabajo pasivo complementario al ejercicio, pues con trabajo activo se puede llegar a normalizar la matriz extracelular y mejorar otros déficits en la extremidad inferior, haciendo además que la deportista tenga un rol importante en su recuperación.

Algunos de los criterios a tener en cuenta para volver a la competición pasan por cumplir determinados requisitos de la escala VAS (Escala Visual Analógica) y de la escala VISA (Victorian Institute Sport Assessment).

Por otro lado, la sensación subjetiva de dolor que tenga la deportista ante el ejercicio excéntrico debería haber disminuido por lo menos hasta la mitad con respecto al inicio del tratamiento.

Además, deberían cumplirse los siguientes aspectos:
  1. Adecuados niveles de fuerza y volumen muscular.
  2. Desaparición de la neovascularización alrededor del tendón.
  3. Realización de un mínimo de 5 entrenamientos completos con el grupo.
  4. Realización de impactos con el balón y saltos sin molestias.
No obstante, aunque se cumplan dichos requisitos y la deportista se incorpore definitivamente al grupo, deberá seguir y mantener el trabajo preventivo para evitar recaídas durante al menos 12 semanas en sesiones de 3 veces por semana, siempre supervisado por un/a profesional.

Por parte del/la profesional, será importante llevar a cabo un seguimiento en la realización de los ejercicios de carga fuera de la temporada en las deportistas que hayan sufrido alguna lesión tendinosa, atendiendo al principio de que al tendón no le gusta el reposo ni tampoco los cambios bruscos. Por lo que, en fases transitorias y durante la temporada, el control de la carga deberá ser muy progresivo en dichas deportistas.

Cook et al., 2017; Alfredson, 2017; De Vries et al., 2017; Rio et al., 2017; Habets et al., 2017; Orchard et al., 2015; Malliaras et al., 2015; Scott et al., 2013; Gladue and Kaplan, 2013; Cook & Purdam, 2012; Kraemer et al., 2012

Con todo esto, damos por terminado el artículo de Tendinopatía: cuando la CARGA es consecuencia y solución. Esperamos que os haya gustado y agradeceríamos difusión a gente del mundo del fútbol femenino y el deporte que les pueda interesar.

Atentas porque de aquí dos semanas venimos con otro artículo sobre LCA, esta vez destacaremos el porqué hay tantas lesiones en las mujeres deportistas y en el fútbol femenino. ¡Tenemos muchas ganas de compartirlo con vosotrxs!

Para cualquier consulta o más información sobre estos temas, no dudéis en contactarnos.
VOLVER
Tendinopatía: cuando la CARGA es consecuencia y solución
Twitter
Facebook